miércoles, 28 de marzo de 2012

¿YA RECUERDAS LO IMPORTANTE?

¡Tantas veces nos olvidamos de lo esencial!

La vida es corta, desperdiciarla en quejas, críticas y desamor, nos acaba haciendo mucho daño.

Las palabras no enseñan. El auténtico conocimiento proviene de la experiencia pero hace falta también la satisfacción, la plenitud, la felicidad, para aprender de verdad. Los libros son maravillosos, los terapeutas también, pero no son nada si tú, no estás dispuesto a experimentar eso que oyes, en tu propia piel.

Existen patrones de resistencia, hábitos de pensamiento limitadores, que merman la capacidad de actuar conscientemente. Estos patrones son como un termostato: por más que cambies aspectos de ti y de tu vida, siempre vuelven a la temperatura original...(a las actitudes y pensamientos anteriores).

La clave para contrarrestar esto es sentirte bien ahora, al margen de lo demás.

Somos los creadores de nuestra propia experiencia, al ciento por ciento (no podemos culpar a nadie -en realidad, ni a nosotros mismos-) y el motivo de que nuestro poder resida en el momento presente, en el ahora (como ha dicho tantas veces Louise Hay)

En ti late el poder e inevitable éxito de tu ser. Siéntelo y vibra con tanta alegría. Es por esta razón que puedes afirmar "me siento satisfecho en esta situación en la que aún no se han cumplido muchos de mis deseos"

No hay nada que no puedas Ser, Hacer o Tener. Sólo tienes que conectar con tus emociones, creer en ti, y seguir conscientemente la Secuencia Emocional: pensamiento-->sentimiento-->acción-->resultado. Esta es la fórmula de la vida consciente y plena...