martes, 8 de enero de 2013

MENTE Y SALUD

Cada día está más claro para muchas personas, que formamos parte de un todo, que todo está relacionado entre sí.
En este sentido, la salud de nuestro cuerpo está conectada a nuestra mente y en una cierta medida -que dentro de unos años seguro que ya habrán definido con exactitud- es ella -nuestra mente- la que provoca un estado de enfermedad.
La pregunta que enseguida nos hacemos es ¿por qué? Por qué tiene que crear una enfermedad, ¿para qué lo hace? La respuesta tiene que ver con la comunicación de la información relevante. La mente crea la enfermedad para informarnos de algún asunto sin resolver en nuestra constelación mental (pautas, hábitos, modelos...), que dado que es inconsciente no podemos resolver, y es de vital importancia para nuestro crecimiento interior.
De manera que la enfermedad sí tiene un sentido: avisar de lo que hemos de solucionar, volviendo consciente lo inconsciente.
Hace ya muchos años que se estudia este tema de la salud y la mente, y han encontrado quienes lo hacen que cada parte del cuerpo, y cada disfunción, explica los detalles del asunto que hemos de resolver. También es evidente, que las enfermedades existen: hay virus, bacterias, cuestiones genéticas, crecimiento anormal de las células...pero el cuándo, el cómo y el qué de la enfermedad responden en una parte importante al caldo de cultivo que hemos ido preparando -muchas veces a lo largo de años y otras veces, demasiado pronto- en el cual se desarrollan y nos acercan a cuestiones más profundas y en ocasiones, a cuestiones espirituales.
Te cuelgo el enlace a Plano Creativo, en su post sobre la Fibromialgia, que resulta muy interesante de leer.