jueves, 16 de agosto de 2012

VISUALIZAR EL ÉXITO

Como si quiero ver una serie en la televisión, no me queda más remedio que asumir que será interrumpida por los anuncios, me dedico a buscar aquellos que transmiten un mensaje cool.

De este modo, HQS, que es un champú para el cabello utiliza la imagen de un nadador famoso (aunque yo no sé quien es) que va relatando lo que necesita para ganar: música, el champú (claro) e imaginar en su mente cada brazada, cada giro, hasta que sea perfecto.

Es verdad.
Nuestro hemisferio derecho (que es el procesa las emociones) trabaja con el lenguaje de las imágenes (visuales, auditivas y de sensación), de manera que si queremos provocar la emoción de triunfo, hemos de imaginar  cómo conseguimos (en presente) esa victoria. Por eso el nadador (y cualquier deportista) imagina en su mente cada movimiento, cada impulso, cada cadencia rítmica, para hacerlo de modo perfecto y sentir que ya lo ha realizado, que ya lo ha conseguido (en presente también).

De hecho, todo el tiempo estamos haciendo esto (sólo que inconscientemente).

Si lo hacemos consciente, es decir, voluntario, podemos dirigir nuestra intención con más contundencia y claridad hacia nuestro objetivo.

No es fácil, claro. Pero es totalmente posible. 

Prueba a hacerlo (con algo sencillo), por ejemplo imagina que ordenas tu armario. Imagina cada detalle de lo que vas a hacer: levantarte algo más temprano, llevar al dormitorio los útiles de limpieza, bolsas para descartar ropa, la escalera para llegar a los altillos. Imagina por dónde vasa empezar, por ejemplo, por los cajones de la ropa interior. 

Desarrolla en tu mente toda la serie de acciones necesarias para alcanzar el objetivo de limpiar a fondo y ordenar tu armario ropero. 

Visualiza (con imágenes visales, auditivas y de sensación) unos cuantos días, procurando sentir la satisfacción que te proporciona arreglar tu armario. Después, ponte a hacerlo y observa lo fácil y agradable que te resulta...

Practica con cosas sencillas como ésta, y luego, atrévete con objetivos más complejos. La práctica hace al maestro, dijo un sabio. Así que, ¡practiquemos la visualización para alcanzar el éxito que deseamos en lo que sea que deseemos!

Te propongo que contemples los anuncios de la tele con mi objetivo: descubrir que mensaje positivo encierran..