martes, 5 de febrero de 2013

¿QUIÉN ME AYUDA A SUPERAR ESTO?

Los tiempos son convulsos, no hay duda.
Sin embargo, si echamos la mirada hacia atrás, siempre hemos sufrido convulsiones: sociales, religiosas, éticas... De manera que no es tan nuevo.
El pasado ha de servir, sobre todo, para aprender.
La Humanidad -no se exactamente qué significa- se ha enfrentado a su supervivencia y desarrollo desde siempre. 
Nosotros nos hemos de preguntar:
- ¿Qué repite la Humanidad, para que siempre tenga problemas?
- ¿Qué es lo que no aprende de la experiencia?
Bajo mi punto de vista, repite la misma forma de ver los problemas.
Con esto quiero decir que hasta ahora, nunca se ha hecho cargo de que los problemas son provocados por su conducta, por sus acciones y hechos. Nunca hasta ahora se ha dado cuenta de que el planeta, sus recursos, y las demás especies que lo poblamos, no estámos a su servicio. La frase biblíca "el rey de la creación" nos ha condicionado desde hace siglos. Y es falsa, porque no hay ningún rey, sino hermanos y compañeros de vida.
Lo que no ha aprendido aún es comprender que nuestra vida es nuestra responsabilidad. Que depende de cómo respondemos  a los retos de la vida, así es como resulta la calidad de lo que vivimos.
Como soy admiradora acérrima de Internet, creo de verdad que ha causado una revolución irrevocable en la vida de las personas. Gracias a ella, podemos estar conectados con gente innumerable que nunca antes habríamos podido ni entender que existía.
Gracias a este fenómeno (y no olvido que se creó para la guerra -cómo no-) existe un movimiento imperceptible hacia un cambio real, auténtico. Este medio nos permite conocer hechos que pueden parecer irrelevantes -por ejemplo, que se prohíba experimentar con animales para los productos de cosmética-, actuar desde nuestra casa -firmando causas- y conseguir un resultado impensable -que la U.E. admita esta propuesta y desde ayer ya no se pueda experimentar en animales los efectos nocivos de las sustancias que nos venden para estar más guapos y más jóvenes-.
Así que aprovechando esta maravillosa plataforma, te invito a que reflexiones sobre tu vida.
Si encuentras que hay cosas que te molestan, disgustan o frustran, recuerda y toma consciencia de que depende de ti transformarlas.

Que si solo o sola no sabes, estamos cientos de personas preparadas para ayudarte.
Pregúntate, busca, y sigue tus emociones para elegir la mejor opción para ti, ahora.
Fíjate en el resultado, cambia, experimenta.
Infórmate, estudia, piensa.

Además de todos los canales -talleres, conferencias, seminarios- que ya tengo y tenemos en marcha, estoy preparando uno nuevo que será ayudar a que las personas aprendan cómo moverse en este nuevo mundo sin trabajo fijo, sin una economía segura.
Cómo se desarrolle el Gran Mundo, no depende de ti.
Pero de tu Propio Mundo, tú eres la estrella, el faro, la solución.
Estáte atento, pronto te daré todos los detalles.

Recuerda: si te gusta este post, comenta y difunde ¡gracias!